Blogia
Celedonio García

Manuel Blasco Laborda, de Urrea de Gaén

Manuel Blasco Laborda, de Urrea de Gaén

Manuel Blasco Laborda homenajeado en Urrea de Gaén durante la Carrera pedestre de 2006 (Foto: C. García)

Más información:

http://aragonia-pedestrismo.blogspot.com/2007/04/carrera-pedestre-de-urrea-de-gan.html
http://aragonia.blogspot.com/2007/04/carrera-pedestre-de-urrea-de-gan-2006.html
http://aragonia.blogspot.com/search/label/Carrera%20pedestre
http://celedoniogarcia.blogia.com/2007/042401-carrera-pedestre-de-urrea-de-gaen-homenaje-a-manuel-blasco-2006-.php#comentarios

HISTORIA DEL ATLETISMO ARAGONÉS

Publicado en la revista Atletismo Aragonés, Nº 36, Abril-Mayo-Junio-Julio de 2001

Celedonio García Rodríguez

     El 7 de diciembre de 1933 nacía, en la población turolense de Urrea de Gaén, Manuel Blasco Laborda. Como otros muchos jóvenes aragoneses se aficionó al atletismo participando en las tradicionales carreras pedestres que celebraban los pueblos de la comarca en las fiestas patronales.

    Su llegada al atletismo federado, lo que en el argot popular se consideraba un salto cualitativo al “profesionalismo”, llegó después de que a los 18 años, en una de estas carreras organizada en Belchite, dejara atrás a corredores de la categoría de Tomás Ostáriz y Mariano Martín, destacados atletas del Arenas, y a otros no menos conocidos como Francisco Binaburo y Jacinto De Castro, del Zaragoza C.D.

    La práctica del atletismo en aquella época era verdaderamente sacrificada. Manuel Blasco se levantaba a las cinco para soltar el ganado y cuidarlo durante toda la mañana. Después de comer y tras una pequeña siesta, echaba mano a la azada para preparar los cultivos de la huerta o recabar el panizo hasta las nueve de la noche.

    Sus entrenamientos los realizaba a partir de las diez de la noche en el campo de fútbol, compensando la fatiga con su entusiasmo y afición. Sin embargo, con tanto trabajo difícilmente podía alcanzar el nivel atlético del corredor pedestre que más admiraba en su época, Antonio Amorós.

    Manuel Blasco era un extraordinario corredor, aunque de final lento. Su táctica consistía en adelantarse a su rival y llegar distanciado; si llegaba al sprint el triunfo era para el otro.

    En la primera prueba oficial de Atletismo en la que Blasco participó, el “Cross de Neófitos”, celebrado el 8 de noviembre de 1953, ya venció luciendo la camiseta del Zaragoza.

    En la siguiente prueba, el “Cross de Otoño”, disputada conjuntamente con corredores de primera categoría, volvió a “plantar cara” a sus adversarios, aunque en esta ocasión se clasificó en segundo lugar, por detrás de Enrique Pamplona y por delante de José Romero, entre otros.

    En el “I Trofeo Eduardo Baeza”, organizado por la Federación en homenaje al que fuera presidente durante casi una década (1939-1947) y en aquel momento presidente de la Federación de Fútbol, venció José Romero y Blasco acabó segundo, por delante de Enrique Pamplona, de Mariano Martín y de José Luis Pamplona.

    Pero en la “XIII Copa de San Valero”, carrera organizada por el Arenas S.D., Blasco ya no dejó opciones a los anfitriones, venciendo a Martín, Royo, Romeo, Lana y Peralta.

    Al finalizar la primera temporada en la que Manuel Blasco corría como atleta federado se proclamó campeón de Aragón de Cross, triunfo que volvería a conquistar en 1957.

    El Campeonato se celebró en el Parque Primo de Rivera, con mucho público, pero con la participación de corredores pertenecientes únicamente al Arenas y al Zaragoza, los únicos clubes que mantenían el atletismo en la capital. El segundo clasificado fue Tomás Ostáriz, del Arenas, y el tercero Jacinto De Castro, del Zaragoza. Por equipos venció el Arenas S.D.

    La temporada de 1954 Blasco la inició con nuevos triunfos, vistiendo la camiseta del Arenas.

    En 1956 Blasco ocupó el decimosexto lugar en el XXXVIII Campeonato de España de Campo a través, celebrado en Lasarte. El vencedor fue el catalán Luis García y los demás aragoneses obtuvieron las siguientes posiciones: Pedro Sierra (10º y fue seleccionado para formar parte del equipo español en el Cross de las Naciones), Tomás Ostáriz (18º), Pamplona (25º), De Castro (34º), Lana (37º) y L. Martínez (49º). Por Federaciones, Aragón se clasificó en cuarto lugar.

    Blasco brilló en otras muchas pruebas. En 1957 venció en la “Copa de Reyes”, en la “Copa de San Valero”, acabó sexto (cuarto español) en el “Cross Internacional de Guecho”, se proclamó campeón de Aragón de Cross y décimo en el Nacional de Santander.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres