Blogia
Celedonio García

ZARAGOZA. El Canal Imperial

ZARAGOZA. El Canal Imperial

Viernes, 10 de junio de 2005

Colaboración leída en el programa “Hoy por hoy” de Radio Zaragoza, dirigido por David Marqueta

 

¡Hola, amigos!

Hoy navegamos por el Canal Imperial, por la magna obra que concluiría Ramón Pignatelli.

Su origen se remonta a la concesión que Fernando el Católico hizo a la ciudad de Zaragoza en las Cortes de Monzón de 1510.La llegada a Zaragoza de las aguas del Canal, en 1784, supondría una profunda transformación en la sociedad aragonesa. Aumentaron casi un tercio las tierras cultivadas, que se repartieron entre pequeños propietarios.

El plan utópico de disponer de un canal hasta Sástago, para permitir navegar el Ebro entre el Atlántico y el Mediterráneo, nunca llegó a ser una realidad.

Con motivo de la llegada del agua a Zaragoza, Ramón Pignatelli mandó construir la “Fuente de los Incrédulos”. Los zaragozanos tenían poca fe en esta obra que se había demorado durante siglos. En la fuente se grabó la siguiente inscripción: “Para convencimiento de los incrédulos y descanso de viajeros. Año 1786”.

 

El Canal Imperial se aprovechó para el transporte de personas y mercancías desde Tudela a Zaragoza. El barco de viajeros, con noventa plazas, que realizaba el trayecto desde Zaragoza, iba tirado por tres caballerías. En los años veinte, una flota de más de treinta barcos se empleaba para el transporte de remolacha.

 

 CONTINÚA:

http://celedoniogarcia.blogspot.com/2007/08/zaragoza-el-canal-imperial.html

*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres