Blogia
Celedonio García

La XXI Carrera de la Solidaridad recauda 2.250 euros para un proyecto en Togo y la Asociación Síndrome West

http://www.aragondigital.es/asp/noticia.asp?notid=28136

DeportesLorena Ezquerra
8/10/2006

José Antonio Casajús y Sonia Quintín han sido los vencedores de la XXI Carrera de la Solidaridad de Zaragoza, aunque los auténticos ganadores van a ser los socios de la agrupación Síndrome West y aquellos que estén dentro del proyecto educativo en Togo. Para ellos van destinados los 2.250 euros recaudados en la corrida de pollos celebrada este domingo.
Los atletas se han dejado la piel en la carrera

Zaragoza.- La solidaridad y el deporte han caminado juntos por el paseo de Independencia en Zaragoza. La ocasión lo merecía pues se ha celebrado la XXI Carrera de la Solidaridad en la que han participado una veintena de atletas. El evento deportivo, nacido de las antiguas corridas de pollos, tenía un tinte solidario ya que los 2.250 euros recaudados irán destinado a un proyecto de Naciones Unidas de Desarrollo Educativo/Deportivo de la Comunidad de Cinkassé en Togo y para la Asociación síndrome de West, una de las enfermedades más raras, según calificación facultativa.

Los vencedores han sido José Antonio Casajús de Mallén; Fernando Aznarés, de Ejea de los Caballeros; y José Antonio de la Fuente, de Zaragoza. Entre las féminas, la ganadora ha sido Sonia Quintín, del Club Jerónimo Zurita; seguida de Ana Jiménez, de Ejea de los Caballeros; Noelia Bernad, también del Jerónimo Zurita, ha sido tercera, y, por último, María Jesús Zorrquín, toda una entidad en el atletismo femenino aragonés, ha sido la cuarta.

Así, los corredores no han obtenido ningún premio, salvo el primero que se ha llevado a su casa un pollo de corral. La fiesta se ha instalado en la calle porque ha habido mucho público y la banda sonora se han encargado de ponerla los gaiteros que, como antaño, ha recordado las auténticas corridas de pollos. A la cita ha precedido la entrega de una placa a un veterano de estas carreras, Francisco Pardos, de 93 años de edad, que entre 1934 y 1941 fue campeón de Aragón en diferentes distancias.

Desde las cinco de la tarde ya se podía ver en el centro del paseo de Independencia a algunos atletas calentando para la ocasión. La cita ya se ha convertido en ineludible en el calendario y ha contado en otras ocasiones con otras entidades relectoras como el pueblo Sauri, Médicos Mundi o Aspanoa, entre otros. En esta ocasión los beneficiarios han sido dos agrupaciones que actúan fuera y dentro de Aragón. Por un lado, la Asociación Síndrome de West que han querido estar presentes en el acto. Por otro, un poryecto de Naciones Unidas de Desarrollo Educativo/ Deportivo de la Comunidad de Cinkassé en Togo, del cual también ha habido representación en la carreras.

Los gaiteron han amenizado la cita deportiva

Antes de comenzar, se ha presentado a los corredores de forma oficial, se ha realizado la foto de familia y se ha dado la salida. Media hora aproximadamente han invertido los corredores en realizar las cincuenta vueltas al circuito preparado por la organización. Un recorrido similar al que se celebraba antiguamente en eras, campos de fútbol, plazas de toros, calles con una distancia aproximada de ocho kilómetros. En este caso también se han contemplado primas que han ido directamente a parar al fondo solidario que finalmente ha sumado un buen volumen de euros. han teCincuenta vueltas han completado la prueba que

Este año el Ayuntamiento ha ejercido como patrocinador cediendo mil euros, además de varias primas a lo largo de toda la competición. En la misma línea ha estado la entidad bancaria CAI que ha participado con mil euros y diferentes primas en la carrera.

El público ha disfrutado con una carrera que nació en 1994, tras la catástrofe de Ruanda. Un grupo de corredores fondistas, ligados al C.A. Monzón, secundados por otros habituales en las carreras pedestres, antiguas corridas de pollos, que tradicionalmente se disputan por toda la geografía aragonesa durante las fiestas patronales, destinaron todo el presupuesto de una carrera (aquél año fue la celebrada en la localidad altoaragonesa de Santalecina) para ayudar a los afectados. Aquella carrera fue el inicio de un compromiso anual, consolidado dos años después con motivo de la trágica riada que afectó al Camping “Las Nieves” de Biescas. A partir de entonces los atletas tomaron la decisión de celebrar dos Carreras de la Solidaridad anuales.

Aunque en otros barrios rurales de Zaragoza se siguen manteniendo estas competiciones, como es el caso de Peñaflor, en la capital se ha recuperado de forma especial para que fuera un acto más dentro de las Fiestas del Pilar. Posiblemente en próximos años se convierta en cita obligada para atletas y público en general. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres